Riego localizado

Es la aplicación del agua al suelo o sustrato a través de emisores que están próximos al volumen radicular.

Ventajas:

  1. Mayor aprovechamiento por planta del agua aportada.
  2. Ahorro en mano de obra.
  3. Mayor uniformidad de riego.
  4. Reducción en las dosis de fertilización.
  5. Aumento en la calidad y cantidad de las cosechas.
  6. Menos infestación por malas hierbas.
  7. Posibilidad de aplicar fertilizantes, correctores y pesticidas, etc. con el agua de riego.

A tener en cuenta:

  • El diseño y montaje de las instalaciones se debe de hacer por personal especializado.
  • Necesita una vigilancia periódica del sistema de riego y del cabezal para comprobar su perfecto funcionamiento.
  • El éxito de una instalación de riego radica en el manejo del sistema mediante el control de la instalación y del cultivo.

Recomendaciones

  1. Mantener en perfectas condiciones de funcionamiento los equipos del cabezal.
  2. Hacer una limpieza general de la red de distribución.
  3. Precauciones en el uso de fertilizantes que puedan causar daños de alta salinidad o precipitaciones.

Riego por aspersión

Es una técnica de riego que consiste en repartir el agua en forma de lluvia sobre la superficie a regar, se necesita una instalación con agua a presión y unos aparatos llamados aspersores que deben asegurar un reparto uniforme.

Ventajas:

  1. La eficiencia del riego es muy grande.
  2. Se puede usar de modo eficaz contra la escarcha.
  3. Posibilidad de mecanizar los cultivos.
  4. Se puede utilizar en una gran variedad de suelos.
  5. Se pueden utilizar fertilizantes y tratamientos fitosanitarios.

A tener en cuenta:

  • El diseño y montaje de las instalaciones se debe hacer por personal especializado.
  • El viento dificulta el reparto uniforme del agua.
  • Puede aparecer una mayor infestación de malas hierbas.
  • Su coste se compensa con la supresión de otros gastos de inversión como la nivelación, etc.

Cabezal de riego

Tanto en el riego localizado como en el riego por aspersión, el agua circula a presión por un sistema de tuberías hasta que sale finalmente por unos emisores, por lo tanto, hay que contar con un sistema de bombeo que dote de presión al agua, así como determinados elementos de filtrado y tratamiento del agua antes de que circule por la red de tuberías.

Estos elementos se instalan a la salida del grupo de bombeo en el denominado cabezal de riego.

Sistema de impulsión

Su instalación será necesaria si no contamos con la presión natural suficiente para un buen funcionamiento del sistema de riego.

Equipo de fertilización

Mediante estos equipos se incorporan y distribuyen a través del agua de riego de abono, productos fitosanitarios y otros tipos de productos a aportar al cultivo. Estos sistemas pueden actuar a través de diferencia de presión o bien a través de bombeo.

Abonadoras

Consiste en un depósito con la solución a tratar colocado en paralelo a la red principal. La solución se incorpora a la red según se estrangule la válvula de paso de agua que está situada en la conducción principal.

Venturi

Es una pieza en forma de T que provoca un rápido aumento del paso de agua lo que implica a su vez un efecto de succión del fertilizante incorporándolo a la red.

Inyectores

Son bombas diseñadas para inyectar a presión en la red el abono u otras sustancias. Estas sustancias se encuentran disueltas en depósitos.

Equipos de fertilización (Equipos automáticos controlados por programador)

Estos equipos permiten un perfecto control en la fertirrigación. El control del aporte de fertilizantes se realiza mediante la introducción de unas consignas de pH y CE en el programa de fertirrigación y además puede establecerse porcentajes de tiempo de inyección para los distintos depósitos.

Filtrado

El problema más grave y frecuente en las instalaciones de riego y, en particular, las de goteo, es el de las obturaciones. Por ello, dependiendo del tipo de sólido o impureza del agua todo sistema de riego debe estar provisto de algún equipo de filtrado. Cuando los contenidos de sólidos en suspensión aparezcan en cantidades elevadas es aconsejable realizar prefiltrados. En el filtrado del agua se requiere del uso de filtros de arena y de mallas o anillas. Las dimensiones del filtrado viene definido por la intensidad del filtrado, el volumen de agua y la velocidad del paso de agua a través de los filtros.

A tener en cuenta:

  • El filtrado debe ser de un material adecuado para resistir oxidaciones y las presiones normales de trabajo.
  • Presencia de manómetros a la entrada y salida de cada filtro para indicar su estado de obturación.
  • Fácil manejo del equipo de limpieza.